Entradas

¿Es lo mismo una clase presencial que una online?

Con esta pandemia, muchas cosas que antes nos parecían insólitas, se han vuelto esenciales, un ejemplo de esto son las clases online. Hace un año, la idea de tener que atender a una clase mediante una pantalla de ordenador nos parecía muy lejana e inusual, sin embargo, esto ahora forma parte de nuestra rutina diaria.   En teoría, las clases online están hechas de tal forma que se asemejan lo máximo posible a las clases presenciales, en cambio, en la práctica, dicha afirmación no siempre se cumple. Por una parte, la atención que el alumno pone en seguir la clase es mucho mayor en una clase presencial puesto que este está solamente pendiente de ella y no tiene distracciones como pueden ser la televisión o el móvil. También es importante destacar que la relación entre el profesor y los alumnos es mucho más llevadera desde el aula que desde un ordenador pues, por ejemplo, es más fácil preguntar dudas o intervenir en la clase. Sin embargo, no todo lo relacionado con las clases online tiene

¿Debería ser obligatoria la vacuna del Covid-19?

Durante estos últimos meses, ha surgido un debate mundial sobre si la vacunación del nuevo virus el Covid-19 debería ser o no obligatoria. La rapidez de su llegada ha causado mucha inquietud entre la población y muchas personas no creen que esta vacuna sea fiable o efectiva y, por lo tanto, se niegan a ponérsela. Mientras tanto, otras opinan que la vacunación debería ser obligatoria puesto que la salud de muchas personas está en juego. Lo primero a debatir es que, en España, vacunarse de cualquier enfermedad es voluntario y relativamente, la única forma de obligar a la población es mediante la declaración de un Estado de Alarma. Digo relativamente porque también hay formas indirectas de obligar a la población a vacunarse y son justamente esas formas las que yo considero que el gobierno va a emplear. Por ejemplo, se está planteando en todo el mundo que en un futuro sea necesario, para viajar en avión, llevar una copia de la cartilla de vacunación en la que haya constancia de que te haya

Mi opinión sobre la actuación del gobierno en la pandemia.

Como todos sabremos, este año ha estado marcado por una pandemia mundial de un virus antes desconocido, el Covid-19 que se ha llevado muchas vidas por delante y ha supuesto un cambio radical en nuestra forma de vida. Como en casi todos los países, el gobierno español se ha encargado de gestionar la pandemia.   El pasado 14 de marzo el gobierno declaró el Estado de Alarma en todo el país. Yo personalmente, creo que estas medidas deberían haberse puesto unos días antes. Italia se había convertido ya en el foco de contagios en Europa y aún así el gobierno no pudo verlo venir y dejó que se celebraran varios acontecimientos que incluían miles de personas. Sin embargo, aunque las restricciones llegaran tarde, opino que fueron las adecuadas. Se impuso un confinamiento total en todo el país, cerraron los colegios… Muchos critican al gobierno porque el uso de la mascarilla se obligó más tarde que en otros países europeos, sin embargo, la razón fue que España no tenía suficientes mascarillas par

¿Es bueno para ser feliz tener un pensamiento crítico que cuestione siempre todo?

Muchas personas creen que la felicidad se basa en conseguir logros como un ascenso en el trabajo o conseguir un sobresaliente en un examen. Otros piensan que un coche o ropa será aquello que les hará felices. Todas las personas se pasan la vida pensando que cosa les falta para encontrar la felicidad sin embargo, ¿Cuál sería la respuesta correcta? Hay quien dice que para ser feliz hay que saber, que cuanto más conocimientos tengamos, más felices seremos. A primera vista, esto no parece ser del todo erróneo pues por ejemplo, es más fácil aspirar a buenos trabajos, podemos evitar que otros nos timen o nos engañen o podemos opinar con otras personas sobre distintos temas. No necesariamente el saber muchas cosas te hace ser más feliz aunque en cierto modo te puede traer satisfacción.  No obstante, esta satisfacción es muy fácil de ser arruinada. Solo haría falta hacerte una pregunta de más, encontrar la respuesta y darte cuenta de que en realidad te supone un problema del que hubieras prefe